free web stats

Guía de Restaurantes. ZAMORA, Zamora, ABIERTO DESDE LAS 06 00

Restaurantes, restaurantes modernos y tradicionales, nueva cocina, restaurantes japoneses, restaurantes italianos, restaurantes baratos. Comer en España
Restaurantes recomendados. Guía de restaurantes en España. Reservas por teléfono y email. Restaurantes a la carta o con menú del día.


BUSCAR POR LOCALIDAD


 

Ferienwohnung Frankenwald. Mieten.

>



Publicidad







Restaurante en Zamora

Restaurante recomendado en ZAMORA , Zamora


MAPA DE ZAMORA , Zamora
COORDENADAS GPS: 41.504738 , -5.743316
';

ABIERTO DESDE LAS 06 00  

Restaurante
PLAZ MERCADO DEL, 2.
ZAMORA  - Zamora.
Precios desde €0.00 a €0.00 

Detalles de Contacto:

Detalle de Servicios:
    Mas detalles: 

    Gastronomía en Zamora

    Los ingredientes de la cocina de la provicia de Zamora tienen una fuerte dependencia de las condiciones climáticas continentales de vida imperantes en la zona, así como en el cultivo de verduras y hortalizas. La ganadería y cuidado de diversos animales, como medio de subsistencia, produce alimentos que han marcado la cocina zamorana desde sus inicios. El río Duero divide la provincia en dos zonas: La denominada tierra del Pan y la tierra del Vino. Las materias primas que emplea la cocina zamorana son muy modestas y en muchas ocasiones intervienen muy pocos ingredientes en su elaboración.

    Carnes

    El chorizo de las matanzas del cerdo es un producto cárnico muy característico de la provincia.
    El pulpo, a pesar de no tener contacto costero, es muy popular. Traído de Galicia.

    Los ingredientes corresponden a los de una zona con gran afición por la ganadería: ovejas (Lechazo churro) y cabras y por la agricultura. Entre los productos destacados de esta actividad se encuentran los diversos platos preparados con carnes como puede ser el cochinillo (denominado en la zona tostón) y del que se tiene el tostón a la zamorana, y el curioso tostón al golpe de estado (nombre puesto por un periodista zamorano: maestro Ferrerras, director de El Correo),[5] preparado e interrumpido cuando en 1874 el General Pavía acabó con la Primera República Española. Es frecuente que las carnes se suelan preparar en forma de asados en los que intervienen corderos lechales (crías de cuatro a cinco meses de edad). Los estofados y asados de cabrito, la carne de vaca (cabe destacar la ternera de Aliste). Las presas de ternera.

    Debido a la tradicional matanza del cerdo, costumbre muy arraigada en los entornos rurales antaño, los productos provenientes del cerdo son muy habituales en la culinaria zamorana tradicional. Son muy populares los embutidos elaborados de manera artesanal, y procedentes de la familiares matanzas del cerdo realizadas durante los periodos invernales y que poseen su sabor característico ahumado. Los chorizos (los chorizos de cagayones), las morcillas, el botillo. Algunas de las preparaciones se realizan exclusivamente en los periodos de matanza, de los que es posible mencionar las famosas chichas, el puchero de calducho (caldo procedente de la cocción de las morcillas y bodres), los turriyones alistanos. En el terreno de la caza es frecuente el jabalí y el venado, y en el terreno de las aves es frecuente encontrar perdiz escabechada. La tradición de elaboración de escabeches elaborados de diferentes ingredientes, pescado y carnes tiene un fuerte arraigo en algunas zonas de la provincia.

    Los platos en forma de tapa han ido imponiéndose en la cocina zamorana, como pueden ser las mollejas, las cachuelas, los pinchos morunos, el dos y pringada, etc. Como subproducto de la actividad ganadera se encuentran la producción de los quesos zamoranos que suelen ser elaborados de leche de vaca o mezclas de leche de vaca y oveja. Dando lugar al famoso queso zamorano, variante del castellano.

    Pescados

    Zamora no posee contacto con el mar, a pesar de ello incluye platos con pescados marítimos en su cocina. Existen ingredientes muy populares en la zona que son no-autóctonos como puede ser el bacalao en salazón en preparaciones como el bacalao a la tranca (típico de Toro), o el bacalao a lo tío, o incluso al castellano ajo arriero, con patatas, o en potajes. El empleo y disfrute del bacalao como ingrediente en numerosas preparaciones zamoranas, comparte gustos con la vecina Portugal del que es muy aficionado. Tal y como se mencionó los escabeches son importantes en la gastronomía zamorana, ya desde el siglo XIX era muy popular la lata de chicharros en escabeche.

    El pulpo es muy habitual en las ferias (pulpo a la sanabresa) que forman parte de la tradición culinaria zamorana desde antiguo, pulpo que es traído de las costas gallegas. Es popular el consumo de ancas de rana procedentes de las charcas los ríachuelos de las zonas. Dentro de los pescados de río se tiene la famosa trucha a la sanabresa,[5] que llamó la atención a Alejando Dumas en su viaje culinario a España.[6] En preparaciones como las truchas en escabeche, dando lugar a los escabeches. Es curiosa la merluza a la toresana (merluza rellena con diferentes tipos de mariscos) y la merluza al ajo arriero. De la misma forma existen en la culinaria zamorana la existencia de otro otros pescados de río (capturados por pesca fluvial) como las carpas y las tencas, y los cangrejos de río.

    Verduras y cereales

    El ajo está presente en casi todos los platos, se dedica un día a la venta de este producto en forma de decorativas ristras de ajos muy habituales en las Ferias de San Pedro (29 de junio y días previos) en la capital zamorana así como en Toro (Zamora). El cultivo es muy amplio en toda la provincia. Este ingrediente es típico en muchas preparaciones como la sopas de ajo durante la Semana Santa (Semana Santa en Zamora.[7] Otro de los ingredientes que caracteriza a la culinaria zamorana y que está presente en muchas de sus preparaciones es el uso del pimentón. En el sur se produce algo de oliva, en la zona de Fermoselle pero su producción es muy escasa en comparación con la habida en el pasado.[8]

    El consumo de arroz da lugar a platos muy energéticos y populares como puede ser el arroz con bacalao o el popular arroz a la zamorana (elaborado con diversas partes del cerdo).[3] Como legumbres son muy conocidos los garbanzos de la zona cercana a Fuentesaúco (muy populares en los cocidos y potajes de diversas partes de España), la denominación antigua de los cocheros finos, los cocheros blandos. De la misma forma los fabones o habones de la zona de Sanabria. Entre los guisos típicos con alubias se encuentra la sanantonada (alubias con la oreja, rabo y cabeza). Las coles son abundantes en los meses de invierno, y es muy popular encontrarse la berza como ingrediente de los estofados zamoranos.

    Cabe destacar en el empleo del cereal la elaboración del pan que da nombre a cierta región de la provincia de Zamora, como es la tierra del pan, en alguna época se elaboró pan de centeno, pero tras ello el pan arrollao de harina de candeal y el de hechura. Pan que se suele hacer en hornos de leña y que se denominaban como hogaza.

    Preparaciones regionales y por época

    Existen diversas preparaciones dependiendo de las regiones de Zamora de la que se describa. Cada una de las regiones posee el mismo plato pero con ligeras variaciones dependiendo de los gustos y tradiciones de la región. Es frecuente que algunas de ellas se agrupen en festividades (como la Semana Santa) y acontecimientos familiares como la matanza del cerdo.

    La matanza del Cerdo

    La matanza ha devenido con los años en un ritual familiar realizado en las zonas rurales de la provincia. En los meses de invierno se reunían las familias y sacrificaban el cerdo procesando su carne y vísceras durante el periodo de tiempo que encierra tres días. En la actualidad ya casi no se realiza y ha ido desapareciendo poco a poco de los entornos rurales. Los productos directos de la matanza eran habitualmente los jamones y paletillas del animal, que se almacenaban tras haberse puesto en salazón.[9] Los chorizos (elaborados con las chichas), las morcillas (realizadas con la sangre), los botillos (con los huesos), los coscarrones. La matanza daba lugar a otros platos que empleaban ingredientes de otra índole, ejemplos de ello se puede encontrar en la preparación de los turriyones como un plato típico de la comarca de Aliste.

    La gastronomía de Semana Santa

    Es en la Semana Santa en la que la provincia de Zamora muestra sus más típicos platos de Cuaresma. Se mezcla de una forma especial las tradiciones religiosas con las culinarias. Platos solemnes como la chanfaina en la Hiniesta, los corderos del Santo, la sanantonada, los típicos habones de Sanabria (elaborados con oreja y manos de cerdo), los escabeches de tencas y el pulpo, las sopas de ajo y los potajes. El arroz con leche en las fiestas parroquiales “sacramentales”. Son frecuentes los puests callejeros durante la época de procesiones con las almendras garrapiñadas. El domingo de Resurección se suele celebrar con unas tostadas de pan (sofritas en la manteca frita) y magro de cerdo acompañado con vino (denominada dos y Pringada).

    Repostería

    La repostería zamorana posee las características típicas mezcla de la zonas leonesa y castellana, y en su caracter aparece un caracter esencial como es la harina de trigo. Se fundamenta principalmente en la elaboración de galletas y de los mantecados de todo tipo, entre ellas se encuentran las aceitadas, el bollo maimón, los empiñonados, los borrachos (Se trata de un bollo mojado en licor típico de Alcañices), la tarta del Císter (típica de Benavente elaborada con almendras y huevo hilado), los rebojos, los huesos de santo ,bollos de coscarón, las rosquillas de Ángel, los empiñonados de Villardeciervos. Por regla general las pastas son abundantes en las celebraciones sociales. En Toro son famosos los melocotones en vino, los cermeños y los perucos y las guindas garrafales.

    Vinos

    Los vinos de Zamora son reconocidos en el panorama de vinos españoles. Algunos de los producidos en zonas vitivinícolas con tradición histórica poseen denominación de origen, tales son la denominación de Origen Ribera del Duero o la denominación de Origen Toro (vinos tintos con sabor recio), la denominación de Origen Arribes, aunque son conocidos los vinos Fermoselle y Benavente. Se caracterizan por su alta graduación alcohólica y por recio sabor ideal para acompañar muchos de los platos de la culinaria zamorana. Algunos de ellos son servidos en cristalería tosca como la de Fermoselle. La tradición vitivinícola de regiones como la de Toro ya se mencionaba en la época de Ptolomeo, y se denominaba como Arbucala. Ya Colón en su primer viaje a América decide llevar unos bocoyes de vino de Toro en los almacenes de sus naves. La uva más típica es la denominada tinta del país, cosechada en viñas viejas que potencian el contenido alcohólico del vino final.

    Los vinos más conocidos son los de Toro, pero existen otros como los de Benavente, Madrdanos, Morales, Fermoselle, Tierra de Campos Coreses, algunos de ellos envejecen en curiosas bodegas debajo de tierra.


    382 visitas


    Tenemos alojamientos en estas comarcas:
     
     
    inicio | alojamientos | servicios | propietarios | contacto | mapa del sitio

    Guía de restaurantes recomendados. Platos, pinchos tapas y especialidades.

    Guía de restaurantes por origen cultural y geográfico. Restaurantes chinos, italianios, mexicanos. Restaurantes japoneses, comida tradicional española, mesones para celebraciones, bodas, bautizos y comuniones. Grandes salones comedores.

    Hospedajes y hostales con y sin desayuno incluido, en el centro de las ciudades o en plena naturaleza. Casas rurales con servicio de restaurante. Toda la inmensa variedad de la cocina y la restauración española.

    Política de protección de datos.